magnify
formats

¿Se pueden reducir las emisiones de los vehículos de reparto?

Publicado en 22 agosto, 2017
Compartir

Reducir las emisiones de los vehículos de reparto es una de las principales metas de la logística en este momento y no sólo de la logística, sino más específicamente de las empresas de transporte ya que los niveles de contaminación de las grandes ciudades no dejan de crecer y cada vez existe una preocupación mayor. Esto lleva a las personas a preferir a aquellas empresas que ofrecen alternativas más condescendientes con el medio ambiente. En urbes como Madrid o Barcelona, se ve la preocupación de las personas por el medio ambiente, que cada vez está más afectado por el problema de la contaminación. Existe mucho movimiento alrededor de este tema y se están empezando a buscar medidas que colaboran con la reducción de las emisiones de parte de los vehículos privados, aunque también es necesario que los vehículos profesionales pongan de su parte para poder llegar a acuerdos que nos permitan mejorar en este sentido. A continuación hablaremos sobre la nueva fórmula para reducir las emisiones de los vehículos de reparto y como ésta se puede aplicar a las empresas.

Pautas para reducir las emisiones de los vehículos de reparto

Aplicar ciertas pautas para que los vehículos de reparto puedan reducir sus emisiones al medio ambiente, es básico. Ante la situación de contaminación que estamos viviendo en la actualidad, una de las posibles soluciones que está apareciendo en el utilizo del gas licuado GLP, una fuente de energía alternativa y eficiente que además tiene un poder calorífico mayor que los combustibles tradicionales.

La diferencia principal entre el GLP y la gasolina como es que en su combustión se reducen las emisiones de partículas contaminantes, lo que contribuye a su vez a mejorar la calidad del aire y proteger el medio ambiente. Por si fuera poco, como ya se ha comprobado científicamente, también esto implicaría una mejora en la salud humana que se ve bastante golpeada por la contaminación. En distintas partes del mundo se está reconociendo la necesidad de la lucha contra el cambio climático y el efecto invernadero y por eso se está proponiendo entre otras cosas, el uso del gas licuado. En Europa son 15 millones los vehículos que se utilizan y en España, más de 50000 punto y esto solamente es para los repartos de paquetería.

Esto quiere decir que si se llega a un compromiso con este número de vehículos, ya se podría notar alguna pequeña diferencia en la contaminación en nuestro país. Hay muchos proyectos que están buscando mejorar la calidad de vida y del aire de las ciudades. Uno de ellos es el proyecto que se llama Connecting Europe Facility y que está cofinanciado por la Comisión Europea.

Se propone como solución el uso de vehículos propulsados con energías alternativas para intentar reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno y dióxido de carbono.

Sin embargo, también se intentará potenciar el despegue de autobús, impulsarlo como combustible alternativo para el transporte especialmente cuando se trata de largas distancias y desarrollar un prototipo de red de distribución que sea más eficiente, para ello se propone como medida complementaria la implementación de optimizadores de rutas. Otro de los aspectos complementarios a las emisiones, es el problema del ruido, que se asocia al tráfico de los vehículos de reparto tanto a nivel urbano como interurbano.

En este sentido, también se intenta encontrar una fórmula que pueda mejorar la calidad de vida de las personas, especialmente en las áreas de ciudad. Las tecnologías de transporte de bajo impacto medioambiental y la optimización de recorridos, se encuentran como primeras alternativas para empezar a trabajar hacia un transporte más consciente y sostenible.

Son ya varias las empresas que se están preocupando por implementar estos cambios en sus procesos de trabajo. Una de ellas es correos que lanzó el primer Plan General de Sostenibilidad en el año 2008 con la finalidad de reducir el impacto de su flota de transporte en el medio ambiente. La compañía ha intentado centrarse en cómo afecta el aspecto del transporte en la última mía de entrega, que es la que se desarrolla en entornos urbanos y se trabaja teniendo en consideración dos líneas paralelas. En primer lugar, intentando reducir el impacto de los proyectos o lo que es lo mismo, optimizando las rutas de la mejor manera con el uso de la inteligencia y la tecnología. En segundo lugar, disminuyendo la cantidad de kilómetros recorridos en ella. Fundamentalmente, intenta trabajar con recorridos a pie, para poder descongestionar las calles y se está teniendo en consideración el uso de combustibles alternativos y vehículos eléctricos para las pequeñas distancias.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10