Las playas también tienen certificaciones de calidad

22/10/2016

Existen varias formas de evaluar la calidad ambiental de un espacio público como son las playas. Las certificaciones de calidad ISO 14001 tienen el objetivo de contribuir a la reducción de la contaminación ambiental, reducir la huella ecológica para cuidar el medio ambiente y aplicar medidas de gestión de residuos adecuadas en las playas. Este sistema internacional otorga un valor añadido a las zonas costeras que cada vez es más apreciado por los visitantes de las mismas.

La idea de premiar la calidad de las playas surgió en el año 1985 en algunos municipios costeros de Francia. Ya en 2006, los criterios de valoración fueron unificados mediante la creación del sistema internacional de valoración de las playas, actualmente aplicado en todo el mundo. Paralelamente a las banderas azules que ofrece este sistema, existe el sistema ISO.

Certificaciones de calidad ISO para las playas

La normativa ISO 14001 es de implantación internacional y cuenta con varios puntos clave para las playas, como por ejemplo, la mejora selectiva de residuos, el control en el gasto de energía y agua, el análisis periódico del agua del mar y la arena, las técnicas avanzadas de limpieza de la arena, la información que se ofrece a los usuarios de las playas, la vigilancia y la seguridad de las mismas, etc.

Lo que se suele hacer es ejecutar controles y mejoras para conseguir la certificación. Una vez conseguida, se considera que la playa tiene las condiciones óptimas para el cuidado de nuestro medio ambiente.

Existen muchas playas en el mundo que tienen esta certificación de calidad, como por ejemplo la playa Bakio en Bermeo o la Playa de la solidaridad en México.

Certificaciones de calidad en las playas españolas

Si consideramos que en España el turismo de sol y playa a traer al 75% de nuestros visitantes, parece natural pensar en la necesidad de utilizar las certificaciones de calidad como un valor añadido que ofrecer a nivel turístico. Los establecimientos de playa que pasan por las auditorías para obtener las certificaciones de calidad, aseguran un servicio y un ambiente de seguridad, profesionalidad y alta calidad medioambiental que puede convertir la experiencia turística en algo de nivel superior, difícilmente alcanzable en muchos casos.

Prueba de ello, la noticia de Vizcaya, que este año ha mantenido las certificaciones de calidad ISO 9001 y ambientales 14001 en 15 de sus 28 playas. Tras la inspección anual que realiza AENOR en nuestro país para la obtención de las certificaciones de calidad, Vizcaya sigue teniendo 15 playas al máximo nivel y de cara al año 2018, el objetivo es renovar estas certificaciones y aumentarlas, adaptándose a los requisitos de las normas actualizadas y aprobadas en septiembre del año pasado, fecha de las últimas revisiones de las normas de calidad.

Además, la mayoría de playas -como en el caso de las certificadas en Vizcaya-, suelen tener también la Q de calidad turística, otro criterio de valoración de las playas que asegura que los establecimientos turísticos dentro de las mismas ofrecen un servicio de excelente calidad, comodidad, tranquilidad, etc.

¿Banderas azules o certificaciones de calidad ISO?

A diferencia de las banderas azules, -que únicamente reconocen que las playas cumplen con algunos requisitos específicos-, la norma ISO, tanto en la 9001 como la 14001, implica la forma de trabajo que persigue la excelencia y la mejora continua en la gestión de las playas.

Un ejemplo preciso que refleja la distinción entre ser una playa bandera azul y ser una playa certificado de calidad ISO, es que como resultado de los cambios en el sistema de gestión de las playas que exigen las normas ISO, se puede decidir instalar paneles solares en ellas como fuente de energía renovable. Esta energía luego se utiliza para la megafonía de los servicios de salvamento y socorrismo, para la optimización del uso de las fuentes de las duchas, para minimizar el consumo de agua, etc.

Las certificaciones de calidad ISO buscan incidir justamente en la gestión de la playa en general, actuando puntualmente en muchos aspectos como la recogida selectiva de residuos y un largo etcétera.

Estamos seguros que, ante la creciente relevancia del cuidado del medio ambiente, las certificaciones de calidad ISO se convertirán en un punto de referencia y valoración de los destinos turísticos en los próximos años.

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad