Certificación de calidad: 5 razones básicas para tu empresa

9/05/2018

La certificación de calidad se ha vuelto indispensable para cualquier empresa; y los administradores han tomado ya consciencia de sus necesidades. La normativa ISO se ha convertido en el pan de cada día de las organizaciones y la gran mayoría ha pasado ya por sus auditorías.

Ahora bien, aún quedan algunas personas reticentes a este tipo de normativas, y que no son conscientes de la gran importancia que trae la certificación de calidad para sus empresas. Es por ello que en este artículo queremos mostraros lo que entendemos como 5 razones básicas para disponer de ellas:

1º Mejoras en la organización interna de la organización

El hecho de poseer de un sistema de gestión de calidad asegura el establecimiento de herramientas de mejora continua y de control sobre el proceso de producción. Por lo que ofrece una seguridad para los empleados.

2º Atención al cliente

Algo similar ocurre con la atención o el servicio al cliente y es que una certificación de calidad trabaja en pro del establecimiento de herramientas para garantizar la calidad del producto o servicio

3º Confianza de los clientes y proveedores

Disponer de un certificado de calidad avalado por un organismo independiente, transmitirá una buena imagen de marca. Algo que ofrecerá además seguridad y prestigio en el mercado y que aumentará la confianza en los clientes (y futuros clientes), en los proveedores, e incluso en la competencia.

4º Mercado internacional

En el mercado internacional también nos será de gran valor este tipo de certificación. Y es que las empresas más importantes exigen a sus proveedores compromisos de calidad. Exigiendo incluso la posesión del certificado de calidad ISO 9001 u otros específicos…

5º Administración pública y certificación de calidad

Por último, cuando queremos entrar en algún proceso de licitación pública, la certificación de calidad será sumamente necesaria. De esta manera, las Administraciones Públicas, estatales, autonómicas y locales, demandarán algún tipo de “papel” para demostrar nuestra buena labor.

Así, por ejemplo, El Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos con el Sector Público (con modificación el el 25 de enero de 2014), muestra los requisitos a cumplir por una empresa o empresario para conseguir acreditar las aptitudes ante un contrato. De esta manera, encontramos en el artículo  80 que “acreditación del cumplimiento de las normas de garantía de la calidad” y en el 81: “acreditación del cumplimiento de las normas de gestión medioambiental.”  Lo que se traduce como que es necesario poseer el certificado ISO 9001 e ISO 14001.

 

Entradas relacionadas