Alimentación saludable: los alimentos sanos asaltan nuestras neveras

27/02/2018

En los últimos años la alimentación saludable se ha puesto de moda y cada vez compramos más alimentos ecológicos y nos preocupamos de lo qué cocinamos, así como comemos más sano. Esta es una de las máximas que han invadido los hogares en la actualidad; convirtiéndose incluso en una de las principales prioridades de las familias.

De esta manera, hoy os mostraremos los datos del Balance de la Distribución y Gran Consumo de 2017, presentado a inicios de este mes de Febrero por Kantar Worldmedia. Pero, antes, queremos escuchar las palabras de su responsable, Florencio García, “Estaba siendo una tendencia en los últimos años y ahora despega de forma definitiva.”

A grandes rasgos, en el informe encontramos que “el gran consumo elevó un 1,3% sus ventas en 2017, y, entre otros motivos lo hizo por esta moda de productos saludables.” En cifras, se habla de un “gasto por hogar de 4.190 euros, un 1% superior.” Lo que no viene más que a reflejar que la alimentación saludable ha llegado para quedarse.

De hecho, “cuatro de cada diez hogares ha comprado algún productor bio/eco en el último año” a lo que podemos sumar que “el 74% sigue dietas sanas y el 69% prefiere productos locales” incluso estando dispuesto a pagar más por ellos.

Unas cifras que sorprenden si se comparan con las que el mismo informe reflejaba en 2011, cuando se presentó el anterior informe: “Evidentemente la crisis y la alimentación saludable funcionan unidas, hay más preocupación por lo que comemos y ayuda también que las familias tengan más capacidad económica porque estos productos tienen una prima de precio”, según palabras del propio Florencio García.

Algunas cifras sobre alimentación saludable

En el informe encontramos otras cifras que reflejan este cambio de consumo y es que los consumidores españoles “gastaron en 2017 un 25,7% más en aguacates, un 13,4% más en salmón, un 12,3% más en coles, un 11,3% más en bacalao y un 5,8% más en plátanos.” De esta manera, hemos visto un crecimiento sustancial del gasto en  fruta, verduras y pescados, los grandes protagonistas de la dieta mediterránea.

Otros de los componentes de la alimentación saludable, los envasados sanos,  también se han visto aumentados. De esta manera, “consumimos un 50,2% más en garbanzos, un 13,3% más en lentejas y crecen un 13% los frutos secos.”

Entradas relacionadas